Escribe y encuentra lo que buscas:

Blanca Díaz: “Quiero aportar soluciones sostenibles en el ámbito empresarial y social”

Blanca Díaz, estudiante de doctorado de la línea de Investigación en Gestión de Residuos y Recursos de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF, comienza una nueva etapa profesional, dejando tras de sí dos años en los que “la Cátedra ha representado una importante etapa de adquisición de nuevos conocimientos”, dice la investigadora. Ahora, su próximo reto está a la vuelta de la esquina: emprender una spin-off con el objetivo de reducir la cantidad de alimentos que se desperdicia actualmente.

Nos trasladamos a los inicios. Cuéntanos cómo fue tu llegada a la Cátedra...

El director de la Cátedra, Pere Fullana, me ofreció incorporarme al proyecto ARIADNA, que analiza la sostenibilidad ambiental, social y económica de la implantación en Cataluña y España de un sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) obligatorio, así como la posibilidad de comenzar el doctorado sobre el proyecto, en paralelo. En ese momento, me encontraba en Irlanda trabajando en gestión de residuos, en el ámbito de consultoría empresarial y la Cátedra se presentaba como una oportunidad de entrar en la academia.

Dos palabras para definir estos dos años:

Perseverancia y entusiasmo. En la Cátedra los proyectos son largos, específicos y se llega al detalle, por lo que la perseverancia es esencial, ya que uno debe ser constante y tener paciencia, sobretodo en la recopilación de datos. Asimismo, el entusiasmo por trabajar en aquello  que te llena, es esencial y ha sido lo que me ha hecho llegar hasta aquí.

¿Con qué hito o experiencia te quedas?

Después de todo el trabajo que ha supuesto el Proyecto ARIADNA, el día de la presentación del proyecto, el 26 de abril de 2017, fue una fecha importante. Teníamos muchas ganas de compartir los resultados con las personas interesadas y quienes habían colaborado en el proyecto. El Simposio de Cerdeña también fue un hito destacado: mostramos a la comunidad internacional lo que habíamos conseguido.

¿Qué te ha aportado trabajar en la Cátedra?

Me ha permitido adaptarme a un nuevo sector para mí, cambiando la consultoría, en la que he desarrollado la mayor parte de mi vida profesional, por la tranquilidad del ámbito académico y de investigación. Ha sido una etapa de adquisición de nuevos conocimientos muy importante, que me ha permitido observar las deficiencias actuales del sistema con una visión más crítica y ámplia, así como identificar los puntos en los que implementar ciertas mejoras. Ahora cambio de rumbo, me dirijo hacia el mundo empresarial y es posible que la rutina del día a día me consuma mucho tiempo y no pueda invertirlo tanto en el desarrollo técnico. El tener tiempo para profundizar y, por supuesto, el equipo, será lo que más echaré en falta.

Transición: de la academia a la empresa

¿Cuál es tu motivación actual?

Hacer partícipe a la sociedad de la importancia de la economía circular. Este es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad y que tiene el objetivo de que los productos, los materiales y los recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Quiero demostrarle a la gente que adaptando nuestros negocios y empresas a este tipo de conceptos se pueden conseguir grandes ventajas, a todos los niveles.

¿Y cómo lo conseguirás?

Mi nuevo proyecto consiste en la creación de la spin-off “Gastro loop” en Málaga, mi ciudad natal, centrada en  la gestión de los residuos alimentarios, una área en la que queda mucho por hacer en términos de reciclaje. Teniendo en cuenta la cadena de valor -desde la producción hasta el consumidor final-, hay que analizar qué puede hacer cada uno de los actores para disminuir el excedente y los residuos producidos. Y, a su vez, quiero crear puentes o sinergias entre los lugares donde se produce el excedente alimentario (empresas, restaurantes, supermercados, etc.) y las asociaciones que trabajan con personas que no tienen acceso a este alimento.

¿Qué se necesita para crear una spin-off?

En el mundo del emprendimiento social hay muchas plataformas que te guían en la ejecución del plan de viabilidad, el plan de negocio y la formación específica, y desde el principio he estado en contacto con éstas. Ahora toca desarrollar las plataformas y recursos de  comunicación, así como captar a los primeros clientes y partir de una escala menor para ir desarrollando por fases la idea final.

¿Por qué decides emprender la transición de la academia a la empresa?

El proyecto surgió porque mi "why" actual busca aportar soluciones reales en el ámbito empresarial y social, así como transmitir estos conocimientos y ponerlos en práctica. La Cátedra ha sido el complemento perfecto a mi primera etapa enfocada a la consultoría, lo que me permite ahora fusionar las dos experiencias y emprender un nuevo proyecto.

En estos momentos, el mundo necesita una implementación inmediata de la economía circular y para ello es necesario empoderar al ciudadano con ese conocimiento.

Transición también de entorno… de Barcelona a Málaga, ¿por qué?

Decido volver a Málaga para aplicar mis conocimientos al entorno en el que me formé como profesional de la gestión de residuos y generar nuevas oportunidades en la ciudad. Por una cuestión de responsabilidad y compromiso con mi ciudad natal.

Blanca Díaz, estudiante de doctorado de la línea de Investigación en Gestión de Residuos y Recursos de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si acepta la instalación de cookies o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más